viernes, 6 de febrero de 2009

La palabra exacta.

De este delicado hilo cuelgan
las ganas de florecer mañana,
de enfrentarse a la despedida
con la palabra exacta.

Espero una primavera
dormida en tus ojos cerrados,
tengo miedo a enfrentarme a ti
con la palabra exacta.

Sigo siendo la misma perdida,
soy la conformación de las circunstancias,
aquélla que se calla por miedo
a la palabra exacta.

Mis pesadillas me devoran,
me siento desabrigada, traicionada...
...ocurre que ya lo hice...
...lo destruí con la palabra exacta.
*****

2 comentarios:

Emiliakus dijo...

"Ya sé que llorar no sirve para nada".

Lo intentaré dándote mi apoyo.

Animo Elisa, seré un tonto esperanzado, pero mientras hay vida hay esperanza.

Minisuina dijo...

Esa misma frase dije yo el otro día con la polémica que se ha creado respecrto al tema de la eutanasia y la chica italiana que quieren desconectar de la máquina que la mantiene con vida...MIENTRAS HAY VIDA, HAY ESPERANZA (de cura).
Estoy más animada, Emi. Gracias como siempre.