viernes, 30 de enero de 2009

El poema rescatado de otro mundo.

Dime si alguna vez
en templanza has vivido cien veces
la gloria de un segundo inacabado;
si tú nunca has labrado la tierra
donde yo he echado fuertemente mis raíces
y regado mis sierpes como si frutos se tratara.
Has oido alguna vez
ese murmullo dentro del pecho
que avisa de nuevas venideras,
ninguna cosa que sea capaz de soñarse despierto;
eso que a veces parece incontenible
y a punto de saltar del lecho donde se sostiene,
donde yo, sin saberlo he bebido de tu boca
y comido de tus manos
y tú me has envenado dulcemente la vida
como si de una esclava me tratara.
Y no has notado alguna vez
como si tiraran del hilo de tu amor,
desterrando de ti y de mis raíces en tu tierra
un sentimiento puro e inmenso de paz,
quedándote inquieto y deslumbrado
entre paredes de cal apagada
donde yo, presa de mi propio miedo
te acabo entregando mi fe y mi culto,
eres un regalo para los ojos qure te miran.
*****

4 comentarios:

Emiliakus dijo...

He sentido ese murmullo en muchas ocasiones y es algo precioso.

Me ha gustado mucho, pero como sabes yo no sé hacer poemas sin rima... algo que tu haces de maravilla.

Un saludo.

Minisuina dijo...

Yo creo que sí sabes hacer poesía sin rima, porque las he leído en tu blog y me han parecido preciosas y sentidas. Lo que pasa es que te salen mejor las otras.

Edu dijo...

Tiene profunidad el poema, dice, mas de lo que las palabras pueden describir.
Un Saludo.

Minisuina dijo...

Este poema lo escribí hace tres años, cuando una persona me sacó el agujero oscuro donde me gusta refugiarme cuando estoy "OFF" pero que es un arma de doble filo...se puede no salir si te quedas mucho tiempo dentro.
Fue para mí un salvador sin pretenderlo y por él hice el poema.